Boda bien, boda fetén

Sí, su boda fue bien, fetén. Fueron amigos, familia, cervezas y mucho amor. Fueron risas, abrazos, Jaggermëister y discursos entrecortados por las lágrimas de felicidad. Y es que cuando llevas tantos años juntos, las familias se fusionan, los hermanos de ella son tuyos también. Su abuela es la tuya. Te han visto crecer, llorar, reír y superar etapas. Juntos. Siempre juntos.

 

Paula y Diego se casaron el pasado mes de octubre en una fiesta de verano en El Cañal, sin nada preparado apenas, sólo una canción para acabar la ceremonia (acabar con Tender de Blur es volver a mis quince y llorar aún más fuerte) y las ganas de reunirse con la gente que más quieren para celebrar que, pasados los años, se quieren aún más. Gracias por hacerme partícipe de esta fiesta, hacer que mi trabajo sea más bonito con familias como las vuestras. Sois muy afortunados de teneros y de tener esta familia y estos amigos que os acompañan cogidos de la mano.

 

Para los despistados, os dejo que le deis al play con Tender y viváis un poco de lo que yo viví ese día.

 

 

 

Your Narrative blog will appear here, click preview to see it live.
For any issues click here

0 Comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Los campos necesarios están marcados *.